La química del amor – Felíz día de San Valentín

La química del amor – Felíz día de San Valentín

¿Pensabas que el responsable del amor era una flecha de un alado en sábanas?. Pues no. El único responsable es nuestro cerebro y el cóctel de sustancias que aparecen, desaparecen y provienen de varias regiones del cerebro y puede variar de persona a persona. Varias investigaciones han demostrado y relacionado a estas sustancias con los sentimientos y a esas sensaciones de amor y desamor: La Oxitocina es una hormona, esta sustancia es liberada al momento de establecer relaciones y ayudan a estrechar los lazos y generan “fidelidad y cariño ” en las relaciones humanas, también está relacionada a la estimulación y respuesta durante la lactancia para la emisión de leche. La oxitocina se genera naturalmente en el cerebro pero existen varios alimentos que promueven su formación como el Cacao. El Cacao además de incentivar la generación de oxitocina contiene tehobromina y cafeína que estimulan al sistema nervioso central brindado energía, sin contar con las propiedades relajantes que brinda la gran cantidad de magnesio presente. Las endorfinas también se liberan al derretir un chocolate en la boca o al dar besos, dan una sensación de euforia, bienestar, placer y excitación. Los estrógenos y la testosterona ayudan incrementar el comportamiento y apetito sexual y además promueve la excitación, la secreción de estas y otras hormonas fundamentales pueden ser estimuladas por alimentos como la vainilla, además  tiene efectos calmantes, contra la irritabilidad, a la ansiedad. La vainilla también cuenta con la sustancia Hidroxibenzaldehido que es un potente antidepresivo. Otro coctél de sustancias son las feromonas, sustancias liberadas por el cuerpo a modo de un perfume inoloro solo percibidas por quien debe, con el...
Cadena de valor solidaria – La medicina de la escuela Chaupin

Cadena de valor solidaria – La medicina de la escuela Chaupin

La Escuela Intercultural Chaupin, es una pequeña escuela autogestionada sin fines de lucro que da educación gratuita a una treintena de niñas y niños en la sierra de Ancash. Fundada en el año 2004, la escuelita fue construida conjuntamente por las madres y padres de familia del Centro Poblado Baños La Merced (Carhuaz) y por la asociación de profesores interculturales HISATIMA (Hijos Sanadores de la Tierra Madre), que apostaron por una educación intercultural basada en la sabiduría andina ancestral que está presente en la comunidad. Es así que desde RUNAQ, nace la idea de trabajar con las madres de la escuela en la siembra de plantas medicinales y aromáticas para su comercialización. Juntos y también gracias al trabajo conjunto con Misha Rastrera compramos semillas y  hemos iniciado un proyecto que contempla generar ingresos a las madres y al mismo tiempo destinar un porcentaje de las ganancias a la escuela, que asumirá el secado de las plantas. En el proyecto participan 15 madres quechua hablantes que decidieron apostar por la idea y destinaron pequeñas parcelas y su trabajo a la siembra de caléndula como primer producto de este proceso al que ahora se suman otras  plantas.     Las ventas de las flores de caléndula y otras hierbas, ayudan a la sostenibilidad de la escuela, que si bien es gratuita para los estudiantes, el estado la reconoce como escuela particular y no mantiene presupuestos para el pago de sueldos y otros gastos permanentes en esta labor, para ello y desde sus inicios la comunidad busca incansablemente la manera de sostener esta iniciativa. La venta de la caléndula es una de las formas. Puedes...

Día Internacional del Té: lo que nos queda para celebrarlo con gusto en el Perú

El día internacional del té (Camellia sinensis) se establece el 15 de diciembre en un acuerdo común entre los países productores más grandes y organismos internacionales con el objetivo de afirmar los derechos de los trabajadores de las plantaciones de té y los pequeños productores, promocionar el comercio del té, dar a conocer los múltiples beneficios y propiedades terapéuticas que ofrece y revalorizar el té.  Dado el deterioro de esta industria en el Perú, el té peruano ya no está considerado en el mapa mundial de la segunda bebida mas consumida después del agua. El té llega a nuestro país en 1913 con apenas 54 kg de semillas de Japón. Desde entonces hasta la década de los años sesenta, se han sembrado mas de dos mil hectáreas en las regiones de Cusco y Tingo María principalmente, y en menor medida en Junin y Puno, involucrando a mas de mil familias en la cadena de valor. Sin embargo, la realidad de las personas que trabajan el cultivo en la actualidad es desalentadora. El agricultor “tealero” en Cusco hoy en día tiene en promedio 1,6 hectáreas y un ingreso aproximado de 132 soles (40 dólares)  mensuales, realidad compartida con sus homológos en Tingo María. Paralelamente, en Perú se consumen aproximadamente 35 tazas de té por persona (importado en su mayoría desde Argentina), mientras que en Chile se consumen más de 400 tazas al año. Lo curioso es que Chile casi no produce té. Tras algunos años trabajando con este cultivo y agricultores, creemos que aún hay mucho por hacer. El cultivo sigue sin valorizarse en el país, la industria sigue abandonada, los campos se...

La Vainilla

La vainilla es una orquídea del género Vanilla que agrupa a aproximadamente 110 especies. En la amazonía se encuentran al menos 21 especies, y las plantas del género Vanilla  son las únicas orquídeas comestibles reportadas hasta ahora. El primer europeo en probarla fue Hernán Cortés de las propias manos de Moctezuma, quien la llamaba tlilxóchitl (“flor negra”) y ya era consumida con el xocoatl (chocolate). No tardó mucho para que esta especia se hiciera muy conocida en europa y usada para aromatizar licores, azúcar, tabaco y perfumes. México la empezó a producir con fines de exportación a Europa y mantuvo el monopolio de las vainas entre los siglos XVI y XIX debido a lo la complejidad de su polinización natural, la cual es realizada naturalmente por unas abejas nativas del territorio americano (Meliponas y otros). La polinización es necesaria para poder formar frutos y semillas responsables de los sabores y aromas característicos de vainilla. Ya a finales del siglo XIX,  Edmond Albius logró la polinización manual y con esta la posibilidad de producirla en territorios fuera de México (o Las Américas), impulsando así el desarrollo de la producción e industria en países como Madagascar, que actualmente lidera la oferta de este fruto.       Las vainas verdes carecen de sabor y olor característico, pues aún no se ha liberado la vanilina. Para tal efecto se requiere el famoso “curado” que consiste en la exposición solar (o al horno), con un posterior “sudado” que consiste en envolver a las vainas con frazadas o mantas de lana, para luego alternar el soleado y sudado sucesivo por al menos dos meses. Estas actividades laboriosas y su dificultad...