La Vainilla

La vainilla es una orquídea del género Vanilla que agrupa a aproximadamente 110 especies. En la amazonía se encuentran al menos 21 especies, y las plantas del género Vanilla  son las únicas orquídeas comestibles reportadas hasta ahora.

Retrato de Edmond Albius delante de las lianas de la vainilla, aparecido en 1863 en el álbum de la isla de Reunión de Antoine Roussin.

Retrato de Edmond Albius

El primer europeo en probarla fue Hernán Cortés de las propias manos de Moctezuma, quien la llamaba tlilxóchitl (“flor negra”) y ya era consumida con el xocoatl (chocolate). No tardó mucho para que esta especia se hiciera muy conocida en europa y usada para aromatizar licores, azúcar, tabaco y perfumes.

México la empezó a producir con fines de exportación a Europa y mantuvo el monopolio de las vainas entre los siglos XVI y XIX debido a lo la complejidad de su polinización natural, la cual es realizada naturalmente por unas abejas nativas del territorio americano (Meliponas y otros). La polinización es necesaria para poder formar frutos y semillas responsables de los sabores y aromas característicos de vainilla. Ya a finales del siglo XIX,  Edmond Albius logró la polinización manual y con esta la posibilidad de producirla en territorios fuera de México (o Las Américas), impulsando así el desarrollo de la producción e industria en países como Madagascar, que actualmente lidera la oferta de este fruto.

 

 

 

Flor de Vanilla pompona – Foto A. Vargas

Las vainas verdes carecen de sabor y olor característico, pues aún no se ha liberado la vanilina. Para tal efecto se requiere el famoso “curado” que consiste en la exposición solar (o al horno), con un posterior “sudado” que consiste en envolver a las vainas con frazadas o mantas de lana, para luego alternar el soleado y sudado sucesivo por al menos dos meses. Estas actividades laboriosas y su dificultad para ser polinizada hace de esta especia la segunda mas cara en el mundo, después del azafrán.

 

Se comercializa vainilla entera (curada), extractos de vainilla, semillas de vainilla, cuyos precios altos han motivado en el mundo a buscar sustitutos sintéticos. La primera vez que se sintetizó comercialmente la vanillina comenzó su proceso a partir del  eugenol (compuesto natural presente en el clavo, la canela y nuez moscada). En la actualidad la vainillina artificial está elaborada de guaiacol petroquímico (sí PETROquímico), o de un sub producto de la madera.

 

Propiedades y usos.

La vainilla natural ha sido consumida por cientos de años como afrodisíaco.

Se usa como repelente contra los mosquitos.

Es antioxidante, evita el envejecimiento prematuro de la piel, además de limpiarla en profundidad y darle un aspecto radiante.

La vanilina, el compuesto principal de la vainilla, tiene propiedades anticancerígenas, limitar la metástasis, inhibe la angiogénesis y además tiene propiedades antimutagénicas.

De forma tópica, ayuda a mejorar los niveles de hidratación de la piel y el cabello si lo mezclamos con miel y cera de abejas.

Es utilizado a menudo como aromatizante en perfumes, jabones y velas, ya que tiene propiedades relajantes.

 

¿Ya probaste nuestra extracto de vainilla y la vainilla entera?

 

Extracto natural de #vainilla. #peruvian #runaq #paralagente

Una publicación compartida de RUNAQ (@runaq.pe) el

Submit a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *